Entiende y calcula los conceptos de tu factura de la luz

Gratis y sin compromiso
Icono teléfono

¡Reduce tu factura!
Estudio y comparativa personalizados

91 198 33 6391 198 33 63Estudio gratis

La factura de luz es el justificante que permite saber cuál es el consumo de electricidad realizado y cuánto se va a pagar por el mismo. ¿Sabes qué conceptos componen el recibo? Explicamos cómo entender y calcular tu factura de luz.


Gracias a las facturas de luz, los usuarios saben cuánto deben abonar por la electricidad en cada periodo de facturación. El importe dependerá del tipo de tarifa eléctrica contratada, el consumo realizado y la potencia. Para ahorrar en las facturas, será fundamental entender cada uno de elementos que las componen.

Nuevas medidas del Gobierno que observarás en la factura de luz

▷ Reducción del IVA al 10 % hasta marzo de 2022.

▷ Reducción del Impuesto Especial de Electricidad (IEE) del 5.1 % al 0.5 %.

Suspensión del Impuesto de Generación Eléctrica.

▷ No se permite cortar los suministros de luz y/o gas hasta abril de 2022 a personas acogidas al bono social.

¿Cómo entender la factura de la luz?

En los recibos, independientemente de la comercializadora de luz que los emita, existen una serie de conceptos comunes. Desglosamos la factura de luz para conocer cada uno de sus elementos y entender así el significado de cada uno de ellos.

En los recibos, independientemente de la comercializadora de luz que los emita, existen una serie de conceptos comunes. Desglosamos la factura de luz para conocer cada uno de sus elementos y entender así el significado de cada uno de ellos.

Término de potencia

Indica el precio a pagar por la potencia contratada en el punto de suministro, tanto en el periodo punta como en el valle. Se trata de dos importes que se abonan siempre, se haya realizado o no consumo. Cabe destacar que estos conceptos se miden en kilovatios (kW) y que el precio del kW de cada periodo lo establece la comercializadora, siendo diferente para cada compañía.

El término de potencia se factura en euros/kilovatio día (€/kW día) y se calcula multiplicando el importe del kW por los días facturados y la potencia contratada. Esta operación se mostrará dos veces en la factura (una por periodo), independientemente de si el precio de ambas franjas horarias es el mismo o no.

Término de consumo

Conocido también como término de energía, hace referencia al precio del kilovatio hora (kWh) y se factura en €/kWh. Este es el termino variable de la factura, ya que cuanto mayor sea el consumo, mayor será el precio a pagar en el recibo. Este concepto se calcula multiplicando los kWh consumidos por el precio del kWh.

En muchas tarifas para puntos de suministro doméstico (peajes de acceso 2.0TD), el precio del kWh varía para cada franja horaria (punta, llano y valle) por lo que podremos observar hasta 3 precios de la energía en la factura. En estos casos, se multiplicará la electricidad consumida en cada periodo por el precio correspondiente al mismo.

Todas las comercializadoras son libres de fijar sus propios precios. Es importante saber que en el caso de la tarifa PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) el importe de la electricidad es fijado por el mercado eléctrico en función de la oferta y la demanda de la energía.

Impuesto sobre la electricidad

Canon establecido por el Gobierno. Grava un 5.113 % sobre la suma del término de energía y potencia.

Alquiler de equipos

Si el contador eléctrico no es propiedad del consumidor, este deberá abonar una cuota en concepto de alquiler a la distribuidora de la zona. Se trata de una cantidad fija que varía en función del equipo de medida disponible. El precio del alquiler de contador lo establece el BOE y se paga en €/día. Para calcularlo se multiplica el coste del alquiler por los días facturados.

Impuesto sobre valor añadido (IVA)

Grava sobre los conceptos mencionados anteriormente.

Tanto el término de potencia como el de consumo incluyen en su precio los peajes de acceso, un importe fijado por el Gobierno con el objetivo de cubrir el coste de mantenimiento y gastos generados por las infraestructuras eléctricas.

La cuantía destinada a peajes de acceso se muestra de forma obligatoria en las tarifas del mercado regulado, mientras que en el mercado libre es opcional.

¿Cómo calcular la factura de luz?

Presentamos un ejemplo práctico que muestra la forma de calcular la factura de luz, siguiendo cada uno de los conceptos que la conforman.

Nos hemos basado en una vivienda de Madrid de unos 90 metros cuadrados. En ella, reside una familia de cuatro miembros que suelen pasar el día en casa y que consumió, durante el último mes, 200 kWh. La potencia del suministro es de 4.6 kW y tienen contratada la tarifa One Luz de Endesa (mismo precio de la energía las 24 horas y dos precios de la potencia):

  • Término energía: 0.1496 €/kWh
  • Término potencia punta: 0.0938 €/kW día
  • Término potencia valle: 0.0126 €/kW día

1. Potencia facturada: Número de kW contratados x Precio del kW x Días facturados

▷ Punta: 4.6 kW x 0.0938 €/kWh día x 30 días = 12.94 €

▷ Valle: 4.6 kW x 0.0126 €/kWh día x 30 días = 1.74 €

▷ Total potencia:12.94 € + 1.74 € = 14.68 €

2. Energía facturada: Término de energía x kWh consumidos

0.1496 €/kWh x 200 kWh = 29.92 €

3. Impuesto sobre la electricidad: (Potencia facturada + Energía facturada) x 5.113 %

(14.68 € + 29.92 €) x 0.05113 = 2.28 €

4. Alquiler del contador de luz: Precio del contador/día x Días facturados

0.017753 €/día x 30 días = 0.53 €

5. IVA: (Potencia + Energía + Impuesto electricidad + Alquiler contadores) x 21 %

(14.68 € + 29.92 € + 2.28 € + 0.53 €) x 0.21 = 9.96 €

6. Coste total de la factura

16.09 € + 25.40 € + 2.12 € + 0.53 € + 9.27 € = 57.43 €/mes

¿Cada cuánto se paga la luz?

Con la tarifa del mercado regulado, ofrecida únicamente por las Comercializadoras de Referencia, los recibos de luz siempre se pagan mensualmente. En el mercado libre, la periodicidad con la que se recibe la factura de la luz puede ser mensual o bimestral, dependiendo de lo que establezca la comercializadora.

Independientemente de la frecuencia de recepción, los usuarios podrán obtener sus recibos en dos formatos diferentes:

  • Factura digital: se envía al usuario en formato PDF a través de email o se muestra en el área de clientes de la comercializadora eléctrica. Esta opción es muy cómoda, ya que se podrá acceder a los recibos de forma rápida y sencilla con un dispositivo conectado a Internet.
  • Factura en papel: se genera de forma impresa y llega al domicilio del cliente por correo postal. Cada vez es menos habitual, aunque la mayoría de compañías de luz siguen ofreciendo esta opción.

¿Cómo son las facturas de las grandes compañías?

¿Cómo pagar el recibo de la luz?

Generalmente, los recibos eléctricos se abonan a través de domiciliación bancaria. Este es el método de pago más cómodo para liquidar las facturas, ya que el cargo se realizará de forma automática. Igualmente, la mayoría de comercializadoras pone a disposición de los clientes otras alternativas:

 Pago online con tarjeta: son muchas las compañías que ofrecen un apartado de pagos en Internet, ya sea en su área de clientes o página web.

 Transferencia online o pago en cajeros: será posible abonar el recibo haciendo una transferencia online o bien acudiendo a un cajero automático de entidades financieras asociadas a la compañía.

 Pago por teléfono: habilitado por algunas compañías para permitir el abono de facturas impagadas. Para utilizar este método, será necesario tener a mano el recibo pendiente y una tarjeta de crédito.

 Bizum: algunas comercializadoras están implementando el abono de recibos, a través de dispositivos móviles, usando Bizum.

En caso de que el recibo tenga un precio muy elevado, siempre es posible encontrar una tarifa más económica o seguir pequeños gestos cotidianos que permitan ahorrar en la factura de electricidad.

Es muy importante realizar el pago de las facturas dentro de plazo, evitando así los cortes de luz por impago.

actualizado a