Madrileña Red de Gas, empresa distribuidora de gas natural

actualizado a
min de lectura

Madrileña Red de Gas es la primera distribuidora de gas española que opera de manera independiente, con una red de distribución propia, sin necesidad de intermediarios.

Madrileña Red de Gas nació a principios de mayo de 2010 dando suministro a 38 municipios de la Comunidad de Madrid. En la actualidad, distribuye gas en más de 59 municipios, incluyendo Madrid capital donde abastece a 5 distritos.

  • Más de 900.000 puntos de suministro
  • Tiene una red de más de 5.000 km de tuberías

Cada distribuidora tiene asignado los cuatro primeros dígitos del Código Universal en el Punto de Suministro (CUPS). En el caso de Madrileña Red de Gas, esos cuatro dígitos serían ES0234

¿Cómo puedo contratar el gas con Madrileña Red de Gas?

Para contratar el gas natural con Madrileña Red de Gas existen dos opciones, en función de la situación en la que se encuentre tu vivienda:

 No hay instalación en la casa

Si se trata de un alta de gas natural nueva, es decir, no hay instalación previa porque nunca ha tenido suministro, Madrileña Red de Gas ofrece 2 posibilidades para dar el alta del gas:

 Acceder a su página web en el apartado “Quiero tener gas” y “Solicitar Suministro”. Permite la opción de ingresar un nombre y un teléfono para que un gestor comercial de la zona se ponga en contacto con el cliente y efectúe el proceso de alta.

 Se puede solicitar la conexión a la red de gas a través de una empresa instaladora de gas natural. Es necesaria la firma del cliente en la solicitud. Una vez completado este proceso, la distribuidora procederá a dar el alta. A partir de aquí:

  • La empresa instaladora fijará una fecha con el cliente para realizar las conexiones oportunas, emitiendo el Certificado de Instalación Individual a la finalización.
  • La distribuidora, por su parte, realizará las labores de acometida del gas, puesta en marcha, y la realización del contrato.
  • El cliente elegirá la comercializadora que desee para que le facture el gas.
  • Finalmente, un técnico designado por Madrileña Red de Gas revisará la instalación y abrirá el suministro de gas para el negocio o la vivienda del cliente.

 Hay instalación en la vivienda y queremos volver a dar el alta de gas

  • Acceder a su página web en el apartado “Quiero tener gas” y “Solicitar Suministro”. Permite la opción de ingresar un nombre y un teléfono para que un gestor comercial de la zona se ponga en contacto con el cliente. Tras completar los datos personales (nombre y teléfono), un gestor se pondrá en contacto para continuar con el proceso de un alta nueva.
  • Tiene que tener el Certificado de Instalación Individual en vigor (documento que acredita que la instalación de gas cumple los requisitos técnicos y de seguridad). Si no lo tiene, ha de ponerse en contacto con un técnico acreditado para que le revise la instalación del gas y le haga el documento de nuevo.

¿Cómo dar la lectura del contador de gas a Madrileña Red de Gas?

Madrileña Red de Gas es la responsable de realizar las lecturas del contador de gas, enviando a técnicos acreditados para realizarlas. Es necesario dejar pasar al técnico para que realice una lectura real del consumo y no realice una estimación.

Si ese día va a estar ausente, el usuario puede dar la lectura del contador del gas hasta 72 horas después usando varios métodos:

  • Llamando al teléfono de Madrileña Red de Gas para lecturas
  • A través de la Oficina Virtual de Madrileña Red de Gas
  • Anotando la lectura en el papel de Madrileña Red de Gas colocado en el portal de la comunidad

¿Te ayudamos?

Resolvemos cualquier duda que tengas respecto a tu distribuidora de luz o gas

¿Te ayudamos?

Resolvemos cualquier duda que tengas respecto a tu distribuidora de luz o gas

¿Te ayudamos?

Resolvemos cualquier duda que tengas respecto a tu distribuidora de luz o gas

¿Cada cuánto tiempo hace Madrileña Red de Gas la revisión obligatoria del gas?

La ley marca un plazo de 5 años entre cada revisión de gas natural. La revisión obligatoria de la instalación de gas, la puede hacer una empresa especializada o la propia distribuidora Madrileña Red de Gas. Ella es la responsable en último término de dar parte a la Dirección General de Industria y confirmar que todos hayamos pasado la revisión en nuestros hogares o negocios. Para realizar la revisión:

  La distribuidora se pondrá en contacto con el cliente para comunicarle que en un plazo de tres meses se efectuará la inspección.

  Si en ese tiempo, el cliente no comunica que la revisión se la va a hacer otra empresa especializada, la distribuidora le asignará un día y una hora para realizarla.

  La cita suele ser cinco días antes de la visita del técnico por si hay que hacer algún cambio en caso de no poder atender al profesional del gas.

¿Qué se revisará?

  • Las conexiones entre todos los aparatos que necesitan el gas
  • Que no existan fugas y todas las juntas estén bien selladas (llaves, juntas, gomas…)
  • Que no se han manipulado ni los aparatos ni los precintos
  • La presión con la que circula el gas
  • Correcto funcionamiento del contador de gas natural
  • La ventilación de las zonas donde se encuentren aparatos con gas
  • Salida de humos de los aparatos de combustión a gas natural
Precios de la inspección periódica de Madrileña Red de Gas

Tipo de Instalación

IRI

IRC

Gastos de Gestión

12,80 €

12,80 €

Inspección Física

30 €

Según puntos de suministros
· Hasta 10 = 12 €/vivienda
· 10 a 30 = 10 €/vivienda
· Más de 30 = 8 €/vivienda

Precios sin IVA. Las cantidades se pueden incrementar en un 100 por 100 en caso de no realizarse la Inspección Periódica en la segunda visita según el Real Decreto 18/2019 de la Comunidad en su artículo 11.

¿Quién tiene que pagar la inspección obligatoria de gas?

 El propietario del suministro de gas es el que tiene que realizar el desembolso del coste de la inspección.

 En el caso de los pisos y viviendas en alquiler, es el propietario del piso el que corre con los gastos de la inspección obligatoria. Los únicos costes que tendría que pagar el inquilino son desperfectos ocasionados en la instalación o la caldera por un mal uso.

Un vez finalizada la inspección, se entrega el Certificado de la Instalación Individual al usuario. Este refleja que la instalación cumple con la normativa vigente en cuestión de seguridad y que tiene las condiciones idóneas para seguir funcionando con total normalidad.