¿Cómo aumentar la potencia contratada en tu vivienda? Precio y pasos

Energy Call

¡Selectra te ayuda a cambiar la potencia de tu vivienda!

Descubre todos los factores a tener en cuenta en tus facturas y ¡Empieza a ahorrar con el comparador de Selectra!

(lun-viernes 8h-22h, sábado 9h-21h, domingo 10h-19h)

Energy Call

¡Selectra te ayuda a cambiar la potencia de tu vivienda!

Descubre todos los factores a tener en cuenta en tus facturas y ¡Empieza a ahorrar con el comparador de Selectra!

(lun-viernes 8h-22h, sábado 9h-21h, domingo 10h-19h)

La potencia eléctrica es un concepto que se mide en kilovatios (kW), suscribiéndose con la comercializadora cuando se da de alta la luz y que permite conectar una serie de electrodomésticos al mismo tiempo. Este aspecto se refleja como el término de potencia en la factura de la luz.

Aumentar potencia eléctrica

Qué potencia eléctrica contratar: Nuevos tramos de potencia

En octubre de 2018 se aprobó una nueva ley que se recoge en el Real Decreto 1164/2001, quedando instaurada la nueva ley de tramos de potencia, donde los consumidores podrán contratar la potencia eléctrica en tramos de 0,1 kW. Hasta entonces, los usuarios estaban obligados a contratar una potencia normalizada.

Cada cliente suscribe una potencia contratada dependiendo de las necesidades eléctricas que necesita cubrir, lo que implica que tiene que pagar un importe fijo durante todos los meses y este concepto puede variar dependiendo del precio asignado por la compañía eléctrica a la tarifa en cuestión.

Para cambiar la potencia eléctrica de la vivienda, el consumidor tiene que comprobar el precio del término de potencia actual y asegurarse de escoger la tarifa que más le convenga en ese momento. Para saber qué potencia eléctrica contratar, el cliente deberá valorar una serie de cuestiones:

  • Número de electrodomésticos y aparatos del hogar que requieran de electricidad en el inmueble.
  • Número de personas que residen y hacen uso de la electricidad en la vivienda o local.
  • Dimensiones del inmueble.
  • Tipo de instalación eléctrica (monofásica o trifásica)

¿Por qué aumentar la potencia contratada?

El aumento de potencia eléctrica es un trámite rápido, sencillo y muy práctico para el consumidor. El usuario puede solicitar esta gestión a la comercializadora en los siguientes casos que se exponen a continuación:

  1. El Interruptor de Control de Potencia (ICP) salta continuamente cortando el suministro eléctrico, dado que se conectan varios electrodomésticos a la vez y se supera el término suscrito.
  2. Las condiciones de uso del suministro de electricidad han variado, no solo por la cantidad de personas que habitan en el domicilio, sino también por los aparatos eléctricos que se conectan a la vez.

Calcular la potencia eléctrica de una vivienda

Si quiere aumentar o disminuir la potencia eléctrica contratada en su vivienda, primero debe asegurarse de que este término que va a contratar se corresponde con la cantidad necesaria. Se puede utilizar cualquiera de estos métodos para calcularla:

 Solicitar el asesoramiento de un electricista para que le informe de la potencia que debería contratar. Es una gestión sencilla pero tendrá que pagar el coste del servicio a la persona que realice el estudio.

 Calcular individualmente la potencia eléctrica, conectando cada aparato de la vivienda y midiendo el término de potencia que emplean.

 Este término no es recomendable porque conlleva demasiado tiempo para el cliente.

 La calculadora de potencia contratada es una aplicación, que facilita una estimación del término necesario basándose solo en los datos del usuario.

¿Con qué comercializadora cambiar la potencia?

El cambio de potencia eléctrica se puede efectuar con la comercializadora actual, pero también dispone de la posibilidad de hacerlo con cualquier otra del mercado de electricidad y puede emplear cualquiera de estas dos opciones para realizarlo:

  • Contactar con la empresa de luz actual y solicitar el aumento de potencia contratada.
  • Comparar e informarse de las ofertas del mercado de electricidad, escogiendo la comercializadora más económica en ese momento y contactando con ella para realizar el cambio.

Las comercializadoras de mercado libre ofrecen descuentos tanto en potencia como en consumo, aspecto que las hace más sugerentes para el cliente y les permiten ahorrar en la factura de la luz.

Antes de comenzar cualquier tipo de trámite, el consumidor debe saber que solo se puede disminuir la potencia eléctrica una vez al año, dado que está estipulado por la distribuidora de su zona y es igual para todos.

¿Qué necesito para aumentar la potencia contratada?

Para aumentar la potencia eléctrica en un domicilio es necesario contactar con la comercializadora, donde un operador se encarga de atenderle telefónicamente y solo requiere de estos documentos para poder efectuar el trámite en el menor tiempo posible:

  1. Nombre, apellidos y DNI del titular.
  2. Potencia eléctrica actual y nueva.
  3. Código Universal del Punto de suministro (CUPS), representado en el recibo de la luz y que consta de 20 a 22 dígitos.
  4. Dirección del punto de suministro.
  5. Boletín Eléctrico necesario solo en dos casos fundamentales:
  • Cuando la vivienda tiene más de 20 años.
  • Si la potencia eléctrica supera la potencia eléctrica reflejada en el boletín.

¿Cuánto cuesta aumentar la potencia contratada?

Aumentar la potencia contratada de una vivienda supone un coste para el usuario, dado que tiene que pagar una serie de derechos a la distribuidora de su zona. Este importe viene indicado en su factura de la luz:

  • Derechos de extensión: 17,37€/kW + IVA.
  • Derechos de acceso: 19,70€/kW + IVA.
  • Derechos de enganche: 9,04€ + IVA.

El precio que se abona por subir la potencia eléctrica es de alrededor de unos 60 euros por cada escala que se aumenta. El trámite queda finalizado en un plazo de 15 a 20 días hábiles y un técnico tendrá que cambiar el término de potencia del contador.

Ventajas e inconvenientes de subir la potencia

Aumentar la potencia eléctrica de un hogar tiene varias ventajas, pero también inconvenientes para el consumidor tal y como se puede ver en el siguiente cuadro que se muestra:

VENTAJAS INCONVENIENTES
  • El ICP no cortará el suministro eléctrico.
  • No se sufren apagones constates en la vivienda.
  • Se pueden utilizar más aparatos eléctricos.
  • Puede cambiar la tarifa o la compañía eléctrica si no le conviene la actual.
  • Mayor coste económico por el suministro de luz.
  • Se tiene que calcular la potencia previamente.
  • La compañía actual puede no tener una tarifa eléctrica interesante.
91 123 72 67
Te llamamos