Tipos de tarifas eléctricas según el peaje de acceso de luz

Tarifas eléctricas

En el mercado libre es posible escoger tarifas de luz adaptadas a nuestras necesidades de consumo, independientemente de si usamos la electricidad durante todo el día o en periodos horarios concretos.


¿Qué tarifas eléctricas puedo contratar?

Los peajes que conocíamos han quedado sustituidos por las nuevas tarifas de acceso. Esto ha hecho posible que los consumidores domésticos puedan contratar cualquier oferta: con varios precios de la energía, un mismo precio todo el día, etc.

Actualmente, el panorama de los peajes de acceso en baja tensión ha quedado con la siguiente estructura:

A continuación, indicamos cuáles son las tarifas más demandadas entre los consumidores domésticos para potencias de hasta 15 kW.

Tarifas de luz con precio estable

Las tarifas de luz con precio estable son aquellas que mantienen un mismo precio de la energía todo el día y durante la duración del contrato. Esta oferta es la más adecuada para quienes no deseen preocuparse del momento en el que utilizan la electricidad.

Tarifa Compromiso Luz Naturgy
Precio kWh
0.1221 €/kWh
 
Potencia punta
0.0538 €/kW día
 
Potencia valle
0.0360 €/kW día
 
Permanencia: Sin permanencia
Duración precios: Precio fijo durante 24 meses

Impuestos no incluidos.

Fácil Gesternova
Precio kWh
0.2167 €/kWh
 
Potencia punta
0.0895 €/kW día
 
Potencia valle
0.0094 €/kW día
 
Permanencia: Sin permanencia
Duración precios: 1 año

Impuestos no incluidos.

One Luz Endesa
Precio kWh
0.1539 €/kWh
 
Potencia punta
0.0938 €/kW día
 
Potencia valle
0.0126 €/kW día
 
Permanencia: Sin permanencia
Duración precios: 12 meses
Flexi Uno Podo
Potencia
4.30 €/kW mes
 
Precio kWh
0.2520 €/kWh
 
Permanencia: Sin permanencia
Promoción: 1 año de mantenimiento gratis
Energía: 100% verde
Luz Siempre TotalEnergies
Precio kWh
0.1879 €/kWh
 
Término Fijo
0.0997 €/kW día
Permanencia: Sin permanencia
Descuento: 5% de descuento en el consumo

Tarifas con discriminación horaria en 3 periodos

Las tarifas con discriminación horaria en tres periodos ofrecen 3 precios de la energía con su correspondiente peaje de acceso: punta, valle y supervalle.

Son ideales para viviendas con punto de recarga para vechículos eléctricos, puesto que las horas de menor precio son las de la madrugada (de 1 a 7 horas) y suelen coincidir con la hora de carga del coche.

Tarifa Digital Noche Luz Naturgy
Precio kWh punta
0.2073 €/kWh
 
Precio kWh llano
0.1854 €/kWh
 
Precio kWh valle
0.1421 €/kWh
 
Potencia punta: 0.0684 €/kW día
Potencia valle: 0.0061 €/kW día
Permanencia: Sin permanencia
A Tu Aire Programa tu Ahorro EDP
Precio kWh punta
0.2188 €/kWh
 
Precio kWh llano
0.1235 €/kWh
 
Precio kWh valle
0.0900 €/kWh
 
Potencia punta: 0.0901 €/kW día
Potencia valle: 0.0096 €/kW día
Permanencia: Sin permanencia
Tarifa Discriminación Horaria Repsol Luz y Gas
Precio kWh punta
0.2759 €/kWh
 
Precio kWh llano
0.1809 €/kWh
 
Precio kWh valle
0.1439 €/kWh
 
Potencia punta: 0.0882 €/kW día
Potencia valle: 0.0079 €/kW día
Permanencia: Sin permanencia

Tarifas eléctricas indexadas (precio de mercado)

Las tarifas de luz indexadas son aquellas que ofrecen la electricidad a precio de coste, lo que quiere decir que los usuarios pagan por la energía el mismo precio que la comercializadora en el mercado mayorista. Estas establecen 24 precios diarios que cambian cada jornada en función de la oferta y la demanada.

Además de abonar la energía y la potencia, con las tarifas indexadas se debe pagar a la comercializadora una cuota en concepto de gestión. Esta cuantía podrá ser una mensualidad fija o una cuota por consumo.

Sin más Gana Energía
Precio kWh (3 periodos)
Precio de mercado
 
Potencia punta
0.0660 €/kW día
 
Potencia valle
0.0027 €/kW día
 
Suplemento: Cuota de 4.50 €/mes
Permanencia: Sin permanencia
Indexada 2.0TD Lucera
Precio kWh (3 periodos)
Precio de mercado
 
Potencia punta
0.0852 €/kW día
 
Potencia valle
0.0039 €/kW día
 
Suplemento: Cuota mensual: 4,90 €/mes
Permanencia: Sin permanencia

Tarifas planas de luz

Las tarifas planas de electricidad se caracterizan por ofrecer al usuario un pago fijo mensual o bimestral. La compañía establecerá el precio realizando una estimación de consumo, fundamentada en la cantidad de energía utilizada por el usuario durante el último año. A dicho importe habrá que sumarle en la factura de luz tanto el impuesto eléctrico (5,113 %) como el IVA.

Hay que tener en cuenta que las compañías pueden fijar en sus tarifas planas un consumo anual máximo que, en caso de sobrepasarse, podrían conllevar una penalización económica. Algunos ejemplos de este tipo de ofertas son:

Cuotas fijas de electricidad

Las cuotas fijas no son una tarifa de luz en sí. Se trata de un acuerdo, entre comercializadora y usuario, de abonar una cantidad fija cada mes o bimestralmente.

Con la cuota fija lleva a cabo una regularización transcurrido el periodo de contrato, ajustando el gasto real con el precio acordado. Por tanto, el usuario deberá abonar la diferencia en caso de haber consumido de más o recibir la cuantía correspondiente si consume menos de lo esperado.

El precio se calculará en base al histórico de luz del usuario, realizando una media de kilovatios hora (kWh) consumidos al año. En el importe acordado para la cuota fija se incluirán todos los conceptos correspondientes e impuestos, tanto el eléctrico como el IVA.

Diferencias entre cuota fija y tarifa plana

Cambios en el precio: en la cuota fija existe la posibilidad de cambiar el importe establecido, así como la fecha de cargo. Por su parte, la tarifa plana no permite esta opción.

Estimación VS. Límite de consumo: el coste de ambas tarifas se fija realizando una aproximación del consumo anual del usuario. En la cuota fija este consumo se considera una estimación (ya que puede sobrepasarse abonando la diferencia), mientras que en la tarifa plana este podría considerarse un límite que no debe excederse.

Regularización VS. Penalización: al finalizar el contrato, en la cuota fija se llevará a cabo una regularización de la energía pagada y la consumida. En caso de que el usuario haya abonado de más, recibirá la cuantía que le corresponda. Si pagó de menos, deberá pagar la cantidad de energía que quedó pendiente. Para la refacturación, muchas compañías toman el precio de la tarifa contratada.

En cuanto a la tarifa plana, algunas compañías estipulan un porcentaje de energía que no debe ser rebasasado al finalizar el contrato. Si se superaran los límites, el cliente deberá enfrentarse a una penalización que, en ocasiones, se calcula en base a la tarifa de referencia indicada en el contrato (suele tener un precio bastante elevado). Por el contrario, si no se llegara al consumo anual estipulado, podría descontarse la diferencia en la siguiente cuota.

actualizado a