¿Cómo pagar las facturas de luz y gas pendientes de Repsol?

El pago de las facturas de Repsol Luz y Gas debe realizarse dentro de los primeros cinco días desde la recepción del recibo.


Pagar las facturas de Repsol por domiciliación bancaria

El método de pago habitual empleado para abonar las facturas de Repsol Luz y Gas es la domiciliación bancaria. Si durante la contratación de cualquier de las tarifas de Repsol se proporciona el número de cuenta bancaria, esta opción de pago se activa automáticamente.

Si, por el contrario, se quiere activar la domiciliación bancaria a un determinado contrato o modificar el número de cuenta, se podrá solicitar desde el área de clientes de Repsol.

¿Cómo cambiar la cuenta bancaria con Repsol? En el área de clientes: Mis productos    Ver contrato    Rellenar el campo 'Cuenta bancaria'

¿Se pueden pagar las facturas online con Repsol?

Desde el área de clientes se puede realizar el pago online de las facturas pendientes. Este método de pago es incompatible con la domiciliación bancaria, de forma que solo se podrá disponer de una de ellas, no de las dos. El pago online con Repsol se podrá hacer con una tarjeta de crédito, débito o monedero.

Para pagar online los recibos de Repsol, hay que acudir al apartado 'Mis Facturas', detectar cuál de ellas se encuentra en estado 'pendiente' e introducir los datos bancarios que se soliciten (IBAN incluido). Repsol permite filtrar todas las facturas para detectar fácilmente cuáles no están pagadas.

Abonar las facturas de Repsol por cajero automático

Repsol permite el pago a través de las oficinas bancarias, opción para aquellos clientes que no tengan domiciliadas las facturas o no tengan la confianza de afrontar el pago por internet.

De forma que el pago se puede hacer personalmente en los cajeros automáticos y oficinas de las entidades financieras colaboradoras presentando la factura o carta de requerimiento de pago.

Esta funcionalidad solo está disponible en la web de Repsol, no en la versión app 'Repsol Vivit'.

¿Cada cuánto se paga una factura de Repsol Luz y Gas?

Las facturas de Repsol Luz y Gas se emiten cada mes. Este plazo se mantiene con independencia del formato de recepción elegido por el cliente, ya sea papel o factura electrónica.

La diferencia entre obtener la factura en papel o en formato electrónico con Repsol es que en éste último caso el cliente recibirá un aviso al teléfono móvil sobre cuándo se va a emitir y cuál será su importe.

Sea como fuere, el pago de las facturas de Repsol debe de hacerse en un plazo máximo de 5 días desde la recepción de las misma. En caso contrario, se enviará un primer aviso de impago.

¿Cómo pagar menos en las facturas de Repsol?

A la hora de contratar la luz y el gas con una determinada compañía, se pretende pagar lo menos posible por tener cubiertos los hábitos de consumo. Existen una serie de puntos a considerar para obtener un mayor ahorro en la factura de Repsol:

 Fijarse en los precios que ponderan el consumo realizado y la potencia contratada, y compararlos con otras tarifas del mercado.

 Cerciorarse de que no se tengan contratados servicios innecesarios. En ocasiones, por desconocimiento, se contratan servicios de mantenimiento que no resultan prácticos y suponen un coste fijo mensual.

 Puede darse la circunstancia de que se tenga contratada una tarifa adecuada, pero el coste la factura de Repsol es muy elevado. En este tipo de casos, conviene contactar con un asesor energético que ayude a detectar el error para su corrección.

Reclamaciones sobre la facturación de Repsol Luz y Gas

Los clientes de Repsol Luz y Gas están en su derecho de interponer una queja o reclamación al no estar de acuerdo con cualquier asunto relativo a las facturas. Para ello, la compañía dispone de canales internos para tramitar estos problemas:

Vías de reclamación de Repsol
Canal Contacto
Teléfono 900 118 866
Online Formulario
Oficinas comerciales Hojas de reclamaciones

Toda vez que el cliente presente la solicitud adecuadamente por los canales habilitados y haga entrega de la documentación correspondiente, Repsol tendrá un plazo máximo de 30 días para dar respuesta a la reclamación.

¿Qué sucede si Repsol no resuelve la reclamación?

Si la reclamación impuesta a Repsol Luz y Gas no es satisfecha dentro de ese plazo de 30 días, los clientes podrán optar por otra vías basadas en la mediación de terceros para resolver el conflicto.

  De acuerdo con el Reglamento 524/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, se podrá reclamar a través de la plataforma de resolución de litigios online de la Unión Europea.

Esta plataforma presenta el siguiente proceso para iniciar a tramitar una reclamación:

  • Notificar a Repsol la solicitud de reclamación del cliente.
  • Establece un plazo máximo de 90 días para que cliente y Repsol encuentren una solución al conflicto.
  • Elegir un organismo de resolución de litigios que satisfaga a ambas partes (se conceden 30 días extras para esta elección).

Si el caso no se resuelve en el plazo indicado, la solución reside en buscar otro organismo de resolución de litigios hasta que finalmente ambas partes pongan fin a sus diferencias.

  Otra opción es el Sistema Arbitral de Consumo, al que Repsol está adherido y por el que se pueden gestionar reclamaciones que no superen los 1.000 euros de importe.

El Sistema Arbitral de Consumo es un estamento de resolución de conflictos gratuito y vinculante, que consta de dos partes: una pirmera de mediación para intentar resolver la reclamación con un acuerdo amistoso entre ambos partes, y una segunda, en caso de que la anterior no sea satisfactoria, que consiste en el inicio de un procedimiento arbitral, de igual validez que un tribunal judicial.

En ocasiones, los clientes deben presentar la reclamación a través de los canales internos de Repsol y posteriormente a la OMIC (Oficina Municipal de Información al Consumidor) para que el Sistema Arbitral de Consumo pueda entrar de oficio.

actualizado a