Se encuentra usted aquí

Término de potencia en electricidad

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

El término de potencia, también conocido como término fijo, es uno de los dos principales componentes en la factura eléctrica. Este concepto determina la potencia contratada que hay en una vivienda y conocerlo puede permitir un ahorro en el recibo de la luz.

¿Qué es la potencia contratada?

La potencia contratada es la cantidad de kilovatios (kW) que puede suscribir un cliente con su compañía, de la que puede hacer uso al conectar diferentes aparatos eléctricos a la vez y apareciendo en la factura de electricidad como término fijo.

El término de potencia puede cambiarse a lo largo de los años para ajustarlo a las necesidades del momento, permitiendo que se puedan realizar aumentos de potencia y también reducciones de potencia, aunque siempre manteniendo un periodo de 12 meses entre un cambio y otro.

Cuáles son las potencias de luz disponibles

Antes de proceder a la contratación de electricidad es necesario conocer qué potencia es necesaria, sobre todo porque desde hace unos años las potencias están normalizadas y además dependiendo del tipo de instalación se necesitará una u otra. Actualmente existen dos tipos de instalaciones que son las siguientes:

  • Instalación monofásica cuando la electricidad es conducida a través de una única corriente.
  • Instalación trifásica que distribuye la luz a través de tres corrientes alternas.

Desde el año 2006, las potencias fueron normalizadas por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, facilitando que todos los clientes tengan el mismo tipo de término de potencia. A continuación se presenta la tabla con cada una de ellas dependiendo de la instalación: 

Intensidad ICP (Amperios) Monofásica Trifásica
5.0 1.15 kW 3.464 kW
7.5 1.725 kW 5.196 kW
10 2.3 kW 6.928 kW
15 3.45 kW 10.392 kW
20 4.6 kW 13.856 kW
25 5.75 kW 17.321 kW
30 6.9 kW 20.785 kW
35 8.05 kW 24.249 kW
40 9.2 kW 27.713 kW
45 10.35 kW 31.177 kW
50 11.5 kW 34.641 kW
63 14.49 kW 43.648 kW

Cuánta potencia eléctrica necesito

Antes de realizar la contratación de una potencia eléctrica es necesario, no solo una valoración previa con todos los aspectos fundamentales, sino también conocer la cantidad de aparatos eléctricos que van a ser utilizados en el inmueble.

Este estudio arrojará una estimación de las necesidades que quiere cubrir, pero también la cantidad de kW que se necesitan contratar y para ello, se pueden utilizar las siguientes aplicaciones:

  1. Utilizar el estimador de potencia online.
  2. Contratar a un electricista autorizado para que asesore en dicho estudio.

La segunda opción supone un coste extra para el cliente, pero se trata de un método fiable y que permite conocer mejor qué potencia eléctrica se necesita.

Interruptor de Control de Potencia

El Interruptor de Control de Potencia (ICP) es un dispositivo incluido en la instalación eléctrica y su labor es realizar un control continuado de la potencia de luz. De esta manera, cortará el suministro cuando el término de potencia se vea superado y se recuperará la electricidad cuando se hayan desconectados varios aparatos.

Realiza un control continuado de la potencia eléctrica

El ICP se encuentra en el cuadro general de mandos de la instalación eléctrica y para recuperar el suministro de energía solo tiene que poner el interruptor en su posición original. Si salta con frecuencia el ICP puede ser una evidencia de que necesita más potencia de la que realmente tiene contratada.

Cambio de potencia eléctrica

El cambio de potencia eléctrica es una gestión muy sencilla de realizar, pero donde el cliente solo puede solicitarla una vez al año y por esta razón, es importante intentar adecuar la cantidad de kW con las necesidades que se tienen que cubrir en ese momento. Una potencia errónea dará lugar a problemas en el suministro siendo éstos los principales:

  • Un sobrecoste innecesario en la factura de la luz en potencias superiores a las necesarias.
  • Continuos cortes temporales en el suministro en potencias inferiores a las necesarias.

Dependiendo de la situación de nuestra propia vivienda, se necesitará un tipo de tramitación u otra completamente distinta, donde se requerirán unos documentos muy similares en ambos casos:

  1. Documentación del titular.
  2. Término de potencia actual y el nuevo.
  3. Dirección de la vivienda.
  4. Código Universal del Punto del suministro (CUPS) que es importante tenerlo a mano y viene reflejado en la factura de luz.
  5. Certificado de Instalación Eléctrica solo si la potencia supera la permitida en la instalación.
  6. En ocasiones, se solicita la cuenta bancaria sobre todo cuando se gestiona también un cambio de compañía.

La reducción de potencia eléctrica al igual que el aumento de potencia supone un coste para el cliente, que varía dependiendo del trámite que se tenga que llevar a cabo y que desglosamos a continuación:

El técnico de la distribuidora se encargará de cambiar el término de potencia en un plazo de 15 a 20 días hábiles. Si se requiere un boletín nuevo, no podrá llevarse a cabo la gestión hasta que haya sido entregado, y quede en manos de la distribuidora.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor de la página web Alfonso Fernández es experto en mercados eléctricos y de gas natural.