Se encuentra usted aquí

Potencia eléctrica

¿Pagas mucho de luz? Llama a WebEnergía al 91 198 33 63 y comienza a ahorrar en tu factura de electricidad.¿Todavía no sabes qué es la facturación por horas? Infórmate en esta guía de luz que hemos elaborado íntegramente para ti.

¿Pagas mucho de luz? Llama a WebEnergía al 91 198 33 63 y comienza a ahorrar en tu factura de electricidad.¿Todavía no sabes qué es la facturación por horas? Infórmate en esta guía de luz que hemos elaborado íntegramente para ti.

call-tarifasgasluz

bombilla-amarilla

Cuando se da de alta la luz en una vivienda, el consumidor tiene que suscribir una potencia eléctrica con la comercializadora. Este concepto aparece en la factura bajo el nombre de término fijo. Es un importe que se tiene que abonar independientemente del consumo realizado.


¿Qué es la potencia eléctrica?

La potencia eléctrica es la velocidad a la que se consume la energía y que permite tener una cantidad de aparatos eléctricos conectados simultáneamente en el domicilio. Este término se mide en kilovatios (kW) y el coste depende del precio fijado con la compañía de electricidad.

¿Por qué cambiar el término de potencia?

Antes de calcular la potencia contratada de una vivienda, el usuario debe saber si es la adecuada para su suministro o el motivo por el que realmente quiere hacer esa reducción en el término de potencia. Las dos opciones más empleadas son las reflejadas a continuación:

 Si la potencia eléctrica es inferior a la que debería tener, es posible que salte el Interruptor de Control de Potencia (ICP) y cuando se conecten muchos electrodomésticos saltará cortando el suministro de luz.

 Es posible que el término de potencia sea muy elevado, teniendo en cuenta las características de la vivienda y también las necesidades que tiene que cubrir. En este caso, se recomienda reducir la potencia contratada y ahorrar en la factura eléctrica.

estudio de factura

¿Cómo puedo calcular la potencia contratada?

Tener un término de potencia inadecuado puede convertirse en un problema para el cliente, dado que saltarán los plomos si es demasiado bajo o pagará de más si tiene demasiada potencia contratada. Por ello, se recomienda utilizar cualquiera de estos métodos para calcular el término necesario.

  • Contratar a un electricista autorizado que calculará el término de potencia de la vivienda y al que habrá que abonarle el importe correspondiente.
  • Medir uno a uno cuánta potencia consume cada aparato eléctrico. Este método conlleva demasiado tiempo y no es del todo útil.
  • Las calculadoras de potencia estiman este término, basándose en los electrodomésticos disponibles y la cantidad de personas que habitan el domicilio.

Potencias normalizadas

El Ministerio de Industria reguló el término de potencia, permitiendo que todas las comercializadoras propusieran las mismas cantidades y son válidas tanto para instalaciones monofásicas como trifásicas. Cualquier usuario que quiera cambiar su potencia o contratar un suministro nuevo tendrá que acogerse a las potencias normalizadas:

Intensidad ICP (Amperios) Instalación monofásica Instalación Trifásica
15 3.45 kW 10.392 kW
20 4.6 kW 13.856 kW
25 5.75 kW 17.321 kW
30 6.9 kW 20.785 kW
35 8.05 kW 24.249 kW
40 9.2 kW 27.713 kW
45 10.35 kW 31.177 kW
50 11.5 kW 34.641 kW
63 14,49kW 43,648kW

¿Puedo cambiar la potencia contratada?

Efectivamente, la potencia que tenemos en casa podemos modificarla tanto hacia arriba como hacia abajo. El consumidor puede considerar que tiene contratado un término innecesario, dado que no ha saltado el ICP en la vivienda y sus necesidades no requieren una potencia tan elevada.

Mantener esta situación implica pagar un importe por una potencia eléctrica que no se está utilizando. Existe la posibilidad de reducir la potencia eléctrica del domicilio, que se puede solicitar a la comercializadora contratada o a otra distinta y solo se tienen que presentar una serie de documentos:

  • Nombre, apellidos, DNI del titular.
  • Potencia eléctrica actual y la nueva.
  • Dirección de la vivienda.
  • Código Universal del Punto de suministro (CUPS), representado en el recibo de la luz.
  • Cuenta bancaria para domiciliar los pagos.

El cambio de potencia eléctrica solo se puede realizar una vez al año y si se escoge un término inadecuado debe mantenerse durante 12 meses.

Si el cliente considera que tiene un término de potencia insuficiente, puesto que el ICP salta continuamente cortando el suministro eléctrico, se puede solicitar un aumento de potencia a la comercializadora. Para hacerlo habría que presentar la misma documentación que hemos mencionado arriba. Además, si la vivienda tiene más de 20 años o la nueva potencia supera la permitida por la instalación habrá que presentar un nuevo Certificado de Instalación Eléctrica en Baja Tensión, conocido comúnmente como "boletín".

LIMITACIÓN TEMPORAL Hay que tener en cuenta que los cambios de potencia, tanto subidas como bajadas, solo se pueden hacer una vez cada doce meses. Por esta razón es recomendable consultar a un experto antes de decidir cualquier modificación sobre la potencia que tenemos contratada en casa.

¿Cuesta dinero contratar la potencia?

Para contratar la potencia eléctrica es necesario pagar unos costes, a través de la primera factura de la luz y el ente encargado de cobrarlo es la distribuidora de su zona. Si se trata de un alta de electricidad, los derechos que se tienen que abonar íntegramente, son los siguientes:

  • El derecho de extensión: 17,37€/kW + IVA.
  • El derecho de acceso: 19,70€/kW + IVA.
  • El derecho de enganche: 9,04€ + IVA.

El cambio de potencia también tiene un coste para el cliente, pero depende del tipo de tramitación que se tiene que realizar y el importe que se tiene que abonar es el siguiente:

  1. Si se quiere bajar la potencia habría que volver a pagar el derecho de enganche (9,04€ + IVA), sin importar cuántos kilovatios bajemos.
  2. Si se va a aumentar la potencia hay que volver a pagar los tres derechos por cada kilovatio de más que contratemos. Es decir, que si queremos pasar de una potencia de 3,45kW a una de 5,75kW habría que pagar los derechos de acceso, extensión y enganche dos veces

¿Cuánto tardan en cambiar la potencia eléctrica?

El cambio de potencia contratada tiene que solicitarse a la compañía eléctrica, pero es la distribuidora quien se encarga de mandar a un técnico, que manipula el ICP ajustándolo al término de potencia requerido.

El trámite queda cerrado con la comercializadora en el momento, pero el cambio puede producirse en un plazo de 15 a 20 días hábiles e incluso podría llegar una factura de luz con la anterior potencia. Cuando se haya cambiado el ICP, pero también abierto un periodo de facturación nuevo, se reflejarán todos los cambios en el recibo de la luz.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar