Se encuentra usted aquí

Franja horaria más barata de luz

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

Para poder ahorrar en la factura de la luz, los consumidores pueden hacer coincidir su consumo eléctrico con las franjas horarias más baratas y así pagar un precio del kWh menor.


Mercado eléctrico

En abril de 2014, el Ministerio de Industria introdujo una nueva reforma en el mercado eléctrico que afectaría al sistema de facturación tanto de las comercializadoras como de los consumidores. Desde ese momento desaparecían las subastas eléctricas, utilizadas hasta entonces para fijar el precio de la electricidad, para empezar a recurrir al mercado mayorista.

A través de este nuevo sistema no solo se establece el precio de la electricidad, sino que permite tener nuevos modelos de tarificación y a continuación explicamos cada uno de ellos:

  1. Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC): tarifa regulada por el Gobierno, no ofrece descuentos y condiciones especiales. Diferencia entre contadores digitales y analógicos.
    • Contador digital: pueden acogerse a la tarifa de luz por horas y también contar con la discriminación horaria.
    • Contadores analógicos: aplican el precio medio ponderado porque no tienen la capacidad de contabilizar el consumo hora a hora.
  2. Mercado libre: las comercializadoras fijan el precio y ofrecen descuentos y condiciones de contratación especiales.

Precio por horas de electricidad

Dentro de las distintas modalidades de contratación está el precio de luz por horas, donde se aplica un precio a cada hora del día. Es decir, cada día habrá 24 precios distintos dependiendo de la oferta y demanda.

Para poder contratar esta modalidad es necesario que el usuario disponga de un contador digital para poder conocer el consumo que realiza en cada momento del día y poder aplicar el precio correspondiente. Para 2018 todos los hogares deberán disponer de un contador inteligente, ya que estos presentan muchas más ventajas. Del cambio y la instalación se ocupa la distribuidora de la zona.

En caso de que el consumidor tenga un contador analógico, podrá contratar el precio de luz por horas también, pero el coste se calculará haciendo una media de todos los precios en los distintos periodos y otorgando un único coste al periodo punta y otro al periodo valle. La principal desventaja es que no se puede conocer el consumo realizado en cada momento del día y el precio únicamente se conocerá cuando el cliente reciba la factura.

Discriminación horaria

La tarifa con discriminación horaria divide el día en distintos periodos coincidiendo con las horas más caras y las más baratas en el día. Los consumidores que quieran contratar este tipo de tarifa deben conocer en que momento del día realizan un mayor consumo, ya que para que salga rentable debe producirse un mayor consumo eléctrico en las horas más baratas.

En discriminación horaria se pueden distinguir dos periodos, tramo punta y tramo valle, o desde la implantación de la tarifa nocturna, tres periodos, tramo punta, tramo valle y tramo supervalle.

  1. Tramo punta: las horas más caras que coinciden con las horas del día.
  2. Tramo valle: las horas son baratas y coinciden con horarios nocturnos
  3. Tramo supervalle: solo se aplica en la discriminación horaria en tres periodos y se reserva para las horas de madrugada.

La discriminación horaria en dos periodos sí necesita diferencias los periodos horarios entre el verano y el invierno. Sin embargo, la tarifa con discriminación horaria en tres periodos solo tiene un único horario para todo el día.

Discriminación horaria (2 periodos)Discriminación horaria (3 periodos)

Las tarifas con discriminación horaria están pensadas para los usuarios que realizan más del 33% del consumo, incluyendo los fines de semana, durante las horas del periodo valle, es decir durante la noche.

Franja horaria más barata de luz

El mejor momento para consumir energía es durante la noche. Las horas más baratas del día coinciden con las horas de la noche por lo que los consumidores que contraten una tarifa con discriminación horaria deberán asegurarse de realizar el mayor consumo energético a partir de las 22:00 horas.

Los consumidores también pueden realizar pequeñas modificaciones en sus hábitos de consumo para que coincida con las horas más baratas. Por ejemplo programar la lavadora o el lavavajillas.

Contratar tarifa con discriminación horaria

Para contratar una tarifa eléctrica con discriminación horaria, el consumidor debe realizar un estudio primero de las distintas opciones del mercado, a través de un comparador de tarifas de luz, y una vez elegida ponerse en contacto con la comercializadora eléctrica para dar de alta la tarifa.

El cambio a discriminación horaria conlleva un coste de 9,04€ + IVA en concepto de derechos de enganche, pero además tendrá que facilitar los siguientes datos que mencionamos a continuación:

El cambio a discriminación horaria se establece en un plazo de 15 a 20 días hábiles, donde el usuario recibirá una última factura con la anterior tarificación y la siguiente ya vendrá con la tarifa nocturna incorporada.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar