Se encuentra usted aquí

Derechos de acceso

Para poder utilizar la red de transporte eléctrica es preciso que el cliente abone el importe por derechos de acceso. La distribuidora de cada zona es la encargada de facilitar la accesibilidad a la red eléctrica a los usuarios que quieren contratar la luz para una determinada vivienda.

En algunas ocasiones, el consumidor quiere contratar una potencia eléctrica por encima de la capacidad de su instalación eléctrica. En estos casos, la distribuidora puede negar los derechos de acceso al cliente, ya que la instalación eléctrica de la vivienda no dispone de un soporte apto para esa potencia.


¿En qué casos hay que pagar los derechos de acceso?

Los derechos de acceso son unos costes que tienen que abonarse a la distribuidora de su zona, independientemente de la comercializadora que se contrate para que le facture la electricidad, y estos precios están marcados por ley. Es el propio Gobierno el que se encarga de establecerlos y los consumidores deben abonarlos en los siguientes casos.

  1. Viviendas de nueva construcción en las que nunca haya habido un suministro de electricidad. Además, el consumidor también deberá abonar los importes correspondientes a los derechos de extensión y los derechos de enganche por dar de alta la luz.
  2. Viviendas en las que sí haya habido suministro eléctrico con anterioridad, pero se diera de baja durante un periodo de tiempo hasta el momento de volver a solicitar el alta en el suministro de electricidad.
  3. Usuarios que quieren subir la potencia eléctrica que tienen contratada en su vivienda, supuesto en el cual se tendrán que abonar los costes por derechos de acceso, tanto si ya se tiene contratada la luz como si se da el alta de la electricidad por primera vez.

Los derechos de acceso se facturan a través de la empresa comercializadora de electricidad, pero el importe va a destinado a la empresa distribuidora. El abono por estos conceptos va directamente ligado a la potencia eléctrica contratada, por lo que es recomendable recurrir a un comparador de luz antes de contratar la tarifa con cualquiera de las comercializadoras existentes.

¿Cuánto cuestan los derechos de acceso?

Cuando se solicita un alta de luz, ya sea en una vivienda nueva o de segunda ocupación, e incluso cuando se aumenta la potencia se tienen que pagar los derechos de acceso junto a los de extensión y los de enganche.

 Derechos de acceso. Tienen un coste de 19,70€/kW + IVA y deben ser abonados por el cliente que se encuentre en cualquiera de estos supuestos:

  • Viviendas de nueva construcción que no hayan contando nunca con suministro eléctrico.
  • Viviendas de segunda ocupación que quieren volver a tener electricidad.
  • Viviendas en las que se quiera realizar un aumento de la potencia contratada.

 Derechos de enganche. Importe que cobra la distribuidora por la instalación del contador en la vivienda y por otras gestiones relacionadas con el acceso a la red. El importe a pagar es de 9,04€ + IVA.

 Derechos de extensión. Únicamente para viviendas de nueva construcción. El importe de estos derechos va relacionado con la potencia normalizada que vaya a contratar el cliente. También se abona cuando se quiere aumentar la potencia de la vivienda.

  • Derechos de extensión: 17,37 euros/kW + IVA.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar