Se encuentra usted aquí

Cómo se lee un contador digital

contador-inicio

Para finales del 2018 desaparecerán todos los contadores de luz analógicos y serán sustituidos por los digitales. Estos nuevos contadores facilitarán el trabajo de las distribuidoras para poder ofrecer lecturas reales a los consumidores, pero siempre está bien saber manejarlos para optimizar nuestro consumo en todo lo posible.


Cómo leer el contador digital

Estos nuevos contadores, a diferencia de los analógicos, no tienen los kilovatios hora consumidos disponibles a primera vista sino que hay que buscarlo apretando el botón. El sistema es diferente dependiendo del modelo de contador que tengamos

contador

Si el modelo es de la marca Enel (en la imagen) habrá que apretar el botón hasta que veamos en la pantalla el código 1.18.1, mientras que si tenemos un contador de otra marca lo que hay que buscar es el 1.18.0

Otro caso es que tengamos discriminación horaria en casa, lo que redunda en que tendremos dos consumos distintos, uno para las horas valle y otro para las horas punta. En estos casos tenemos que apretar el único botón del contador hasta que veamos 1.18.1, lo que nos da un término de consumo, y 1.18.2 para sacar el segundo.

¿Tengo que dar las lecturas a la distribuidora con un contador digital?

No, con este sistema de telegestión las lecturas de contador que hagamos nos servirán más que nada para comprobar que el número de kWh coincide con lo que llega en la factura eléctrica y comprobar si la comercializadora ha cobrado lo que debe. La lectura en principio llega a la distribuidora de forma automática y esta se encarga de mandar a tu compañía ese dato.

Lecturas desde casa Con este sistema ya no será necesario que una persona pase a leer los contadores de la casa, no se deje engañar: si ya tiene contador digital, no tiene que venir nadie a leérselo

¿Cuándo se hace la lectura de contadores?

Cada distribuidora eléctrica recoge los datos en un período concreto del mes y suele hacerse cada dos, como es habitual en la luz. Por ejemplo, la distribuidora EDP (que opera en Asturias y algunas zonas de las provincias de Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Zaragoza y Huesca) tiende a tomar las lecturas –tanto digitales como analógicas– entre los días 24 y 25 de los meses pares.