Se encuentra usted aquí

Término de consumo en electricidad

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 

El término de consumo también conocido como término variable o de energía, es la cantidad de suministro que ha utilizado el cliente durante un periodo de facturación y es el mayor condicionante a la hora de que el recibo sea más o menos económico.

¿En qué se mide el consumo de luz?

El término variable de la factura de la luz se mide, y viene representado en la factura, en kilovatios hora (kWh).  La cantidad de kWh que un inmueble consuma durante el período de facturación será el mayor importe que el cliente deberá abonar y que, junto al término fijo, los impuestos y el alquiler del contador, conforma la factura de la luz.

¿Cuánto consumo de luz es lo normal en una casa?

Siempre es recomendable que el usuario conozca el consumo de luz que efectúa en su vivienda, sobre todo porque le ayudará a decidir qué tarifa de energía es mejor para su suministro y le ayudará a ahorrar en la factura de electricidad.

Sin embargo, es posible que en ocasiones no sea posible conocer este dato con exactitud y solo se pueda estimar a través de una estimación de consumo o siendo calculado por el propio consumidor. Para este segundo caso, se necesitan conocer tres aspectos básicos del mismo:

  1. El equipamientos eléctrico de la vivienda.
  2. La potencia contratada que emplea cada uno de ellos.
  3. El tiempo de utilización de los mismos.

El consumo eléctrico no es el mismo para todos los clientes del mercado energético porque depende, principalmente de los electrodomésticos que tenga en su vivienda, pero también de la cantidad de tiempo que sean utilizados. Aún así, hemos calculado una tabla donde se puede ver el consumo aproximado de cada aparato eléctrico:

Aparato eléctrico Potencia contratada Tipo de utilización al día Tiempo de utilización al mes Consumo eléctrico al mes
Vitrocerámica 1,2kW 2 horas al día. 60 horas al mes. 72kWh.
Frigorífico* 0,89kW 24 horas al día 720 horas al mes. 320,4kWh.
Lavadora 0,33kW 1 horas al día. 30 horas al mes. 9,9kWh.
Horno 0,79kW 5 horas al día. 150 horas al mes. 118,5kWh.
Televisión 0,156kW 8 horas al día. 240 horas al mes. 37,44kWh.
Alumbrado 0,24kW 6 horas al día. 180 horas al mes. 43,2kWh.
Ordenador 0,01kW 6 horas al día 180 horas al mes. 1,8kWh.
Microondas 1,2kW 3 hora al día. 90 horas al mes. 108kWh.
Aire acondicionado 1,35kW 4 horas al día. 120 horas al mes. 162kWh.
Total       685,24kWh.

¿Quién fija el precio del consumo eléctrico?

El precio del consumo en luz depende de la compañía que se tenga contratada y también del mercado al que pertenezca su contrato. Podría decirse que existe una gran variedad de precios dentro del sector eléctrico y que quedan divididos en dos segmentos que se explican a continuación:

  • El precio del kWh en el sistema regulado está fijado por el mercado mayorista (pool), siendo supervisado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, y aplicado dentro del Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).
  • El precio del kWh en el sistema liberalizado donde cada compañía puede decidir qué coste aplicar a cada una de las tarifas eléctricas del mercado.

Cualquier consumidor que quiera contratar la electricidad en una vivienda debe decidirse por uno de estos sistemas. Actualmente, el mercado regulado establece un precio a cada hora del día para personas con contador digital y un precio medio ponderado para aquellos que tengan un contador analógico.

Esto implica que el consumidor con un precio eléctrico por horas debe estar pendiente del coste e intentar ajustar sus hábitos de consumo si no quiere pagar más por la luz.

Este problema no ocurre dentro del mercado liberalizado porque cada compañía establece un precio y el consumidor tiene la libertad de decidir con cuál de ellas quiere contratar en cada momento.

Consejos para ahorrar en el consumo de luz

Mantener una temperatura constante, desconectar los aparatos sin usar y cambiar los hábitos de consumo son medidas para ahorrar luz

La mayoría de consejos para ahorrar en consumo eléctrico tienen que ver con los hábitos en los que se produce el gasto energético. Una manera ágil de rebajar el gasto de los electrodomésticos es conocer cuáles son aquellos que mayor consumo realizan y hacer un uso concienciado de ellos.

En cuanto a la calefacción eléctrica, lo más aconsejable es mantenerla a una temperatura constante que no supere los 21 grados recomendados por los expertos. Lo mismo ocurre con aparatos como lavavajillas o lavadoras donde se recomiendan evitar los programas de agua caliente.

Otro aspecto que consume una gran cantidad de electricidad son los aparatos en stand by, razón por la que se cada vez se aconseja más desconectarlos cuando no estén siendo utilizados, y así evitar que generen un consumo que no sea necesario.

¿Qué tarifa de luz es la más barata?

La forma más sencilla y efectiva para disminuir el importe de las facturas de luz es cambiar la tarifa contratada. El mercado de energía ofrece una gran cantidad de ofertas con descuentos y promociones que se pueden examinar con un comparador de tarifas eléctricas como el que se presenta a continuación:

Este es uno de los métodos más utilizados para ahorrar en el término de consumo eléctrico, principalmente porque el precio establece el coste total de la factura y se complementa con otras medidas como el cambio de los hábitos de consumo o la reducción del gasto en el suministro de energía.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor de la página web Alfonso Fernández es experto en mercados eléctricos y de gas natural.