Se encuentra usted aquí

Reducir la potencia eléctrica

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
Precio de la luz

La reducción de potencia eléctrica es una gestión que conlleva un coste, que permite al cliente ajustar el término fijo de su factura de la luz y solo se puede solicitar un cambio de potencia al año.


¿En qué casos se puede hacer una reducción de potencia?

Este trámite se efectúa de manera rápida, sencilla y totalmente gratuita. El consumidor puede efectuarlo con la comercializadora actual, pero también con cualquier otra del mercado de electricidad y se puede compaginar con otras gestiones como son las siguientes:

¿Qué es la potencia eléctrica?

La potencia eléctrica es un término que se contrata con la comercializadora cuando se contrata la luz, facilitando que el usuario pueda conectar una cantidad de electrodomésticos a la vez y que determina una parte fija dentro del recibo de electricidad.

El Interruptor de Control de Potencia (ICP) es un aparato, que se encarga de medir la cantidad de potencia eléctrica que está utilizando un usuario y corta el suministro eléctrico si este término se supera en algún momento.

¿En qué casos se disminuye el término de potencia?

El cambio de potencia eléctrica es recomendable porque supone un ahorro en la factura de la luz, pero también evita tener un término que realmente no se está utilizando y las principales razones del consumidor son las siguientes:

  1. En muchos casos, nunca ha saltado el ICP cortando el suministro eléctrico algo que puede implicar que la potencia eléctrica es muy elevada y esa vivienda requiere un término fijo más bajo que el actual. De esta manera, se rebaja el precio a pagar y se ahorro en electricidad.
  2. Es posible que las necesidades del cliente hayan cambiado, ya sea porque habitan menos personas en la vivienda o porque no se conectan tantos aparatos eléctricos al mismo tiempo.

¿Cómo calcular la potencia contratada necesaria?

Antes de solicitar la reducción de potencia con una comercializadora, el cliente tiene que asegurarse de cuál es el término de potencia necesario para la vivienda y para ello puede emplear cualquiera de los métodos que se explican a continuación:

  • Contactar con un instalador autorizado que supervise los aparatos eléctricos e indique la potencia contratada necesaria.
  • Utilizar una calculadora de potencia que ofrece una estimación basándose en los electrodomésticos que tiene.
  • Puede hacerlo el propio usuario, pero necesita conectar cada aparato y registrar la potencia que está utilizando.

¿Con qué compañía puedo cambiar la potencia?

Cuando se solicita un cambio de potencia contratada, el consumidor puede decidir hacerlo con la compañía eléctrica actual o con cualquier otra que le ofrezca mejores condiciones. De hecho, tras la liberalización del mercado puede acogerse a uno de estos mercados:

  1. El mercado regulado que ofrece el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).
  2. El mercado liberalizado que brinda tarifas con descuentos aplicados.

Esta decisión ofrece la posibilidad de poder comparar las tarifas eléctricas del mercado, buscando aquella con un precio económico, un descuento indefinido sin estar unido a una permanencia, y con la seguridad de que la calidad del suministro siempre es la misma.

Otro aspecto que tiene que cuidar el cliente es la potencia que va a suscribir, dado que todas las comercializadoras tienen unas potencias normalizadas y se tiene que acoger a cualquiera de estas:

Intensidad ICP (Amperios) Instalación monofásica Instalación Trifásica
5.0 1.15 kW 3.464 kW
7.5 1.725 kW 5.196 kW
10 2.3 kW 6.928 kW
15 3.45 kW 10.392 kW
20 4.6 kW 13.856 kW
25 5.75 kW 17.321 kW
30 6.9 kW 20.785 kW
35 8.05 kW 24.249 kW
40 9.2 kW 27.713 kW
45 10.35 kW 31.177 kW
50 11.5 kW 34.641 kW
63 14,49kW 43,648kW

¿Qué necesito para reducir la potencia eléctrica?

La solicitud de reducción de potencia contratada puede hacerse por teléfono, formulario en Internet o acercándose a la oficina. La más cómoda es la llamada telefónica, dado que solo tiene que requerir al operador el trámite y aportar los siguientes trámites:

  • Nombre, apellidos y DNI del titular.
  • Potencia eléctrica actual y también la nueva.
  • Dirección de la vivienda.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) que aparece en la factura de la luz.
  • Cuenta bancaria.

¿Cuánto tardan en disminuir el término de potencia?

La gestión por reducir la potencia eléctrica tiene un plazo de 15 a 20 días hábiles, donde un técnico autorizado se acerca a la vivienda y cambiar el término de potencia actual por el nuevo.

Es posible que llegue una factura de luz con la anterior potencia, debido a que el periodo de facturación estaría abierto y tras cerrarse se efectúa el cambio automáticamente.

¿Tengo que pagar por bajar la potencia eléctrica?

El trámite de reducir la potencia eléctrica tiene un coste para todos los clientes, que se tiene que abonar a través del primer recibo eléctrico a la distribuidora de su zona y que se basa en el siguiente derecho con el importe incluido:

 El derecho de enganche tiene un coste de 9,04€ + IVA.

Este gasto solo se tiene que pagar una vez, pero el resto de facturas eléctricas vienen con el importe normal e incluso más rebajado porque se paga menor potencia contratada.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar

Autor de la página web Alfonso Fernández es experto en mercados eléctricos y de gas natural.