Se encuentra usted aquí

Factura de luz más barata

ahorro en electricidad

Conseguir una factura de la luz más barata es posible modificando algunos aspectos del recibo como el precio de la energía, la potencia contratada o las condiciones firmadas con la compañía.


Factura de la luz

En la factura de la luz vienen reflejados todos los aspectos a los que el consumidor debe hacer frente a la hora de pagar el recibo de la luz.

Se divide principalmente en un término fijo que el cliente tiene que pagar aunque no realice consumo y otro variable en función del consumo que realice. También habrá que añadir los impuestos definidos por el Gobierno que son el Impuesto de Electricidad y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

  1. Término de consumo: el usuario paga por la energía consumida en un periodo de tiempo.
  2. Término de potencia: el consumidor paga por tener suministro independientemente del consumo.

En función de la parte de la factura, los consumidores pueden recurrir a distintos medios para conseguir ahorrar en el recibo de la luz. En el siguiente cuadro, explicamos cómo se puede llevar a cabo:

Término ¿Cómo reducir factura?
Término de consumo Tarifa con descuento en consumo
Término de potencia Reducir potencia si es posible
Impuesto eléctrico Se reduce si se reducen los anteriores
Alquiler contador Comprar un contador (no recomendado)
IVA -
Importe factura Comparar tarifas

Contratar una tarifa con descuento en el término de consumo

El término de consumo o de energía, es el precio del kWh que el usuario va a pagar por la electricidad que consuma.

De esta manera, en domicilios con un gran consumo buscar una tarifa que ofrezca un término de consumo barato o descuentos en este aspecto abaratará el recibo eléctrico.

Si se trata de una vivienda de segunda ocupación el cliente tendrá que buscar descuentos en el término de potencia, ya que el consumo será mínimo y será el término fijo lo que encarezca la factura.

Ahorrar con la potencia eléctrica contratada

La potencia eléctrica es la cantidad de energía que puede consumir una vivienda en un momento determinado. La contratación del término de potencia es un requisito necesario para dar de alta el suministro eléctrico.

Si el consumidor tiene contratada una potencia inferior a la necesaria saltará continuamente el Interruptor de Control de Potencia (ICP) cortando el suministro, pero si por el contrario tiene más potencia de la que necesita el recibo de la luz se verá encarecido.

El cliente debe asegurarse de tener la potencia contratada correcta para no pagar de más en la factura de la luz, para conocer la potencia que necesita puede recurrir a uno de estos dos métodos:

  • Una calculadora de potencia: facilita una aproximación de la misma. Debe facilitar el número de electrodomésticos del domicilio y cuántos conecta a la vez.
  • Un electricista: indica con exactitud la potencia exacta necesaria.

Si el usuario desea cambiar la potencia contratada debe tener en cuenta que en la actualidad las potencias están normalizadas por lo que deberá adaptarse a una y solo se puede modificar una vez cada 12 meses. Para realizar el cambio debe ponerse en contacto con la comercializadora y facilitar una serie de documentos.

  1. Datos del titular.
  2. Dirección de la vivienda.
  3. Potencia eléctrica actual y la que se quiere contratar.
  4. Código Universal del Punto de Suministro (CUPS).
  5. Número de cuenta bancaria.

Se trata de un proceso que tarda de 15 a 20 días hábiles en hacerse efectivo, aunque puede que el consumidor reciba una última factura con la potencia anterior debido al periodo de facturación. Además conlleva una serie de gastos que cobra la distribuidora por las acciones que tiene que realizar el técnico.

  • Disminuir la potencia
  • Derechos de enganche: 9.04 €/actuación + IVA

Cambiar de tarifa para ahorrar en la factura

La mejor manera para ahorrar en la factura de la luz es asegurarse de tener la tarifa adecuada. Las necesidades de los consumidores cambian, o puede que en su día contratara una tarifa que no se ajustaba a sus características y eso le esté encareciendo el recibo de la luz.

El consumidor debe estudiar las distintas ofertas del mercado y quedarse con la que más se adapte a sus necesidades. Para realizar este estudio de manera rápida y sencilla existen comparadores de tarifa de luz que muestra la opción que más se adecua a las características y necesidades del cliente.

Para cambiar de compañía eléctrica el consumidor debe ponerse en contacto con la comercializadora y solicitar el cambio. Se trata de un proceso gratuito que tarda de 15 a 20 días hábiles en hacerse efectivo. Puede que el cliente reciba una última factura con la anterior compañía debido al periodo de facturación.

Consejos para ahorrar en la factura de la luz

Además de realizando estos cambios el cliente que desee abaratar su factura de luz podrá seguir unos pequeños consejos que variaran sus hábitos de consumo y le permitirán ahorrar.

  • No dejar electrodomésticos en stand by.
  • Comprar electrodomésticos de clase energética A+.
  • Sustituir las bombillas por lead o de bajo consumo.
  • Mantener la temperatura adecuada:
    • Calefacción / aire acondicionado: 20ºC meses de frío / 25ºC en los de calor
    • Frigorífico: 5ºC / Congelador: - 18ºC
  • Utilizar un termostato en el caso de tener calefacción eléctrica.
  • Cargar al máximo la lavadora y utilizar programas en frío.
  • Terminar de cocinar con el calor residual.

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar