Se encuentra usted aquí

Etiqueta energética

Compartir en Facebook  Compartir en Twitter  Suscribirse a Selectra Oficial 
Etiqueta Energética

Los consumidores cada vez más buscan electrodomésticos que posean un consumo energético menor, para ello deben fijarse en la etiqueta energética que lleva cada uno.


Etiqueta energética

La eficiencia energética de los electrodomésticos es la capacidad de estos de llevar a cabo su función con el menor consumo de energía posible. Para poder identificarla, cada electrodoméstico debe llevar una etiqueta energética.

La etiqueta energética es meramente informativa, y permite a los consumidores conocer la eficiencia energética de sus electrodomésticos, de manera rápida y sencilla.

¿Cómo se identifica la eficiencia energética?

Para identificar la eficiencia energética existe una escala de clasificación dividida en colores y letras. La escala va desde la letra A verde, siendo la más eficiente, hasta la G en rojo, para los aparatos menos eficientes.

Dentro de la clasificación A existen 3 clases más de eficiencia energética, intensificando los tonos de verde también: A+, A++ y A+++.

  • Los más eficientes
  • A+++
  • A++
  • A+
  • A
  • B
  • C
  • Consumo moderado
  • D
  • E
  • Consumo alto
  • F
  • G

Los electrodomésticos son cada vez más eficientes y ya resulta complicado encontrar aparatos con clasificación F o G, siempre que no sean muy antiguos. En ocasiones, se simplifica la clasificación reduciéndola de la A a la D, siendo esta última para los aparatos menos eficientes.

¿Es obligatoria la etiqueta energética?

El etiquetado energético esta regulado a nivel europeo por lo que los electrodomésticos deben incluir esta información. Aunque esta regulación no afecta a todos los electrodomésticos del hogar, los que si entran dentro de este listado deben incorporarla de manera obligatoria. Los electrodomésticos que por ley deben incluir la etiqueta energética son:

  • Frigoríficos y Congeladores.
  • Lavadoras - secadoras.
  • Lavavajillas.
  • Fuentes de luz domésticas.
  • Horno eléctrico.
  • Aire Acondicionado.

Además, en algunas ocasiones, dependiendo del electrodoméstico y su funcionalidad la etiqueta incluye información adicional, como en el caso del frigorífico, que incorpora la capacidad para congelar.

Ahorrar con electrodomésticos eficientes

Los consumidores podrán ahorrar en la factura de la luz, además de buscando una tarifa eléctrica que se adapte mejor a sus características, adaptando sus hábitos de consumo y modificando ciertos aspectos como la adquisición de electrodomésticos más eficientes.

Disponer de electrodomésticos con una clase energética A supone un ahorro en la factura eléctrica. Aunque el precio de los aparatos con clasificación energética A son más caros es un coste que se amortiza durante la vida útil del electrodoméstico.

Se calcula que si la vida útil del electrodoméstico es de diez años, el ahorro puede ser de hasta 800€ a lo largo de todo el periodo.

 

Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar