Se encuentra usted aquí

Contador analógico

casa-electricidad

Los antiguos contadores analógicos empiezan a estar en desuso ya que antes de 2018 todos estos sistemas deberán cambiar de analógicos a digitales.


    Contador analógico

    El contador de electricidad es el aparato que contabiliza el gasto realizado por un cliente. Así se puede aplicar el precio de luz por horas a cada consumidor por parte de la comercializadora.

    En el caso de los contadores analógicos se cuantifica la cantidad de kilovatios hora (kWh) que ha consumido el cliente. El gran inconveniente de los medidores analógicos es que no permiten conocer el periodo en el que se ha realizado este gasto.

    La actualización tecnológica y el cambio de muchos consumidores a tarifas de discriminación horaria están haciendo que los contadores analógicos estén cayendo en desuso. Aun así, aún existen muchos de estos sistemas aún instalados, por lo que dentro del mercado regulado, los usuarios que dispongan de esta modalidad de contador serán facturas mediante el PMP o Precio Medio Ponderado.

    Contador digital o inteligente

    Los contadores digitales, también conocidos como inteligentes, cumplen las mismas funciones que los analógicos salvo que presentan muchas más ventajas incluso para los consumidores que dispongan de discriminación horaria.

    • Permiten diferenciar el consumo eléctrico por tramos horarios.
    • Permiten la tele-gestión, por lo que no es necesaria la visita de un técnico para realizar la lectura del contador y se puede administrar el consumo con mayor precisión.
    • Permite realizar cambios de potencia sin que el técnico tenga que trasladarse.
    • Se puede conocer el consumo en cada momento del día.
    • Puede estar instalado dentro del domicilio.

    Comprar o alquilar el contador

    Los consumidores tienen la opción de comprar o alquilar el contador de electricidad o gas natural a la distribuidora de su zona. Sin embargo, la opción más común es la de tener el contador en régimen de alquiler porque resulta más cómodo como podemos ver:

    1. Alquilar el contador: el cliente paga a la comercializadora una cantidad en cada factura por el aparato. En estos casos la distribuidora es la responsable del contador, ocupándose de las revisiones y de cualquier problema que pueda surgir.
    2. Comprar contador: el cliente compra a la distribuidora el contador pasando a ser el máximo responsable. El usuario paga un precio mayor que por el alquiler y debe responder ante las revisiones para asegurar el correcto funcionamiento y los problemas que puedan aparecer.

    Coste contador digital de 0,81€/mes frente a los 0,51€/mes de los contadores analógicos.

    El precio del alquiler de los contadores está regulado por el Gobierno. El coste del alquiler del contador digital es un 20% más caro que en el caso de los analógicos, pero el cliente termina amortizando esta inversión a largo plazo.

    Cambiar contador analógico por digital

    En 2007, el Gobierno aprobó el Plan de Sustitución de Equipos de Medida según el cual todos los contadores analógicos tanto de luz como de gas deben ser sustituidos por digitales antes del 31 de diciembre de 2018.

    Las distribuidoras eléctricas son las responsables de realizar este cambio y deben avisar a los clientes antes de realizarlo. Están llevando a cabo campañas por zonas para cambiar los contadores analógicos por digitales. Aunque los consumidores también podrán cambiar de contador analógico a digital en estos dos casos:

    Si el cliente tiene el contador en alquiler, será la distribuidora quien corra con todos los gastos del cambio. En caso que el contador sea propiedad del cliente será esta quien deba asumir los gastos de la sustitución.

    Le hacemos un estudio gratuito de su factura y le ayudamos a ahorrar